Las pinturas epoxicas son ideales para aquellos lugares donde se necesita una mayor protección ya sea contra productos químicos, y es ideal para aplicarla en laboratorios, plantas para el tratamiento de agua, industrias alimenticias o donde la higiene y la protección sea un factor indispensable.

Primeramente debes lijar o limpiar la superficie a pintar, esta debe estar libre de polvo, aceite, grumos de cemento u otros materiales vertidos, o cualquier agente que haga que la pintura se desprenda con facilidad.
y antes de aplicar la pintura debes utilizar una mascarilla adecuada para ello, recuerda que cada clase de mascarilla tiene su función y no todas protegen de todo. La mascarilla debe poseer filtros de aire para efectuar este trabajo.

Con un rodillo aplicas la primera capa .




La pintura epoxica cubre muy bien pero si te han quedado poros o lugares donde la superficie ha absorbido demasiado la pintura deberás aplicar otra capa de pintura.

Con una brocha pequeña ve haciendo los cortes o retoques.


La pintura epoxica es muy fuerte y deberás salir del lugar a tomar aire fresco de vez en cuando, no quieras hacer el trabajo de una sola vez, la salud es lo primero.

Para especificaciones contacta a tu proveedor de pinturas de tu localidad para el tipo de pintura epoxica a utilizar ya que existen distintos colores y clases de dicha pintura.

Este tipo de pintura la puedes aplicar en paredes, techos, cielos, pisos, etc. y




Publicar un comentario

 
Top